Espiritualidad

Nuestra espiritualidad nace al pie  de la cruz. 

Donde Jesús sufrió el despojo, el abandono, soledad y su respuesta fue la entrega total a la voluntad del Padre, tornándose así su muerte en una vida fecunda que nos trae la Salvación.

Palpar la misericordia infinita de ese Dios-hombre que expira en el patíbulo de la cruz y María transida de dolor en el calvario, impulsa a las M. H. C. a abrazar con abnegación y sacrificio todos los actos de la caridad, haciendo todo por amor a Dios, único centro de su corazón.

(Cfr. D. E. 3, 32).

Proyectos CMFC

JoomSpirit